Servicios de Salud del Estado de Querétaro Secretaría de Salud
 
FSalud Reproductiva
Noticias

Noticias

 

25 de abril, Día Mundial del Paludismo Autor :

 

 Querétaro, Qro., 25 de abril 2018


BOLETÍN 100/18

 

25 de abril, Día Mundial del Paludismo

 

  • El paludismo es una enfermedad febril aguda que se transmite por la picadura del moquito hembra infectado, del género Anopheles.

 

  • Importante la participación ciudadana en la eliminación de criaderos de mosquitos, para evitar la transmisión.

 

En el marco del  Día Mundial del Paludismo -25 de abril-, la Secretaría de Salud del estado de Querétaro informa sobre la transmisión, síntomas, diagnóstico y prevención de esta enfermedad.

 

El tema de este año es "Preparados para vencer al paludismo", que subraya el trabajo colectivo y el compromiso de la comunidad mundial para unirse en torno al objetivo común de un mundo libre de paludismo.

 

El paludismo, también conocido como malaria, es causado por parásitos del género Plasmodium que se transmiten al ser humano por la picadura de mosquitos hembra infectados, del género Anopheles, los cuales, ponen sus huevos en el agua. Tras eclosionar los huevos, las larvas se desarrollan hasta alcanzar el estado de mosquito adulto. Los mosquitos hembra buscan alimentarse de sangre para nutrir sus huevos.

 

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), las niñas y niños con enfermedad grave suelen manifestar uno o más de los siguientes síntomas: anemia grave, sufrimiento respiratorio relacionado con la acidosis metabólica o paludismo cerebral. En el adulto también es frecuente la afectación multiorgánica.

 

El síntoma principal del paludismo es fiebre aguda, además de dolor de cabeza y escalofríos. Los síntomas suelen aparecer entre 10 y 15 días tras la picadura del mosquito.

 

En las zonas donde el paludismo es endémico, las personas pueden adquirir una inmunidad parcial, lo que posibilita la aparición de infecciones asintomáticas.

 

Algunos grupos de población corren un riesgo más elevado que otros, de contraer la enfermedad y presentar manifestaciones graves: los lactantes, los menores de cinco años de edad, las embarazadas y los pacientes con VIH/sida, así como los emigrantes no inmunes de zonas endémicas, los viajeros y los grupos de población  itinerante.

El diagnóstico y el tratamiento tempranos del paludismo atenúan la incidencia de la enfermedad, reducen sus efectos mortales y contribuyen a prevenir su transmisión.

 

La lucha contra el vector (mosquito) es el medio principal para reducir la transmisión del paludismo. La OMS recomienda proteger a todas las personas expuestas a contraer la enfermedad mediante medidas eficaces de lucha antivectorial.

 

Asimismo, es importante la participación ciudadana en la eliminación de criaderos de mosquitos que transmiten el paludismo, lo que a su vez, evita que se reproduzcan otras especies de mosquitos, como los que transmiten dengue, chikungunya y zika.

 

Para eliminar criaderos es necesario poner en práctica la estrategia “Lava, Tapa, Voltea y Tira”. Lava: cubetas, tanques, tinacos, cisternas, floreros, animales y todo recipiente que acumule agua. Tapa: recipientes donde almacenes agua. Voltea: cubetas, tambos, tinas o cualquier objeto que no se utilice y en el que se pueda acumular agua. Tira: botellas, llantas, latas o trastes que ya no se utilizan y en los que pueda acumular agua.

 

 

Servicios de Salud del Estado de Querétaro.,

top